Alicante tuvo una gran presencia en la ultima edición del congreso “Worlds of Flavor” (Mundos de Sabor) celebrada en el Culinary Institute of America en Napa Valley EEUU, del 3 a 5 de noviembre. Los productos, así como recetas y técnicas tradicionales de la región fueron el éxito de la conferencia.

La destacada chef alicantina, María José San Román del Restaurante Monastrell, fue ponente y moderadora de varias sesiones y habló durante las conclusiones de la conferencia. Como parte de su programa sobre cocina de vanguardia y cocina informal, San Román demostró varios platos incluyendo una fideua con la ñora y el azafrán de su tierra.

Lo más destacado de la sesión fue un sencillo huevo frito servido con chips patatas fritas en aceite de oliva virgen extra y laminas de jamón ibérico. Como una experta reconocida al nivel mundial en los aceites de oliva, San Román también condujo una cata de aceites españoles y presento al chef andaluz Dani García y a la también alicantina Cristina Figueira de El Xato en La Nucia.

El arroz negro de gambas y sepia en costra de ajo tierno de Figueira, fue uno de los platos más populares de la conferencia. Figueira también participo en una sesión de los vinos de Rueda, donde servio un mincho con verduras de invierno asadas a la llama y espuma de berenjena.

Durante la cenas del congreso, chefs San Román y Figueira dieron más ejemplos de la buena gastronomía alicantina: fideuá; arroz negro de gambas y sepia en costra de ajo tierno; arroz con presa ibérica; caldo con pelotas; arroz meloso con alcachofa, pulpo y costillas de cerdo y varios bizcochos de limón, naranja y azafrán.

Más de 750 líderes de servicios de alimentos y hospitalidad asistieron a la conferencia, incluyendo a chefs, ejecutivos de servicios de alimentos, proveedores y periodistas gastronómicos. A través de numerosas sesiones generales, seminarios para grupos, y talleres de cocina, que ha aprendido a crear auténticos sabores de los alimentos ocasionales de diferentes culturas que será de interés para el paladar estadounidense cada vez más aventureras.