Logo arroz

 

Siguiendo con los comentarios en Twitter (que desde APEHA agradecemos) de @JesusSalinasB (de Orihuela), @DerechosCeliaco (Derechos del Celíaco) y @Acecova (Asociación de Celíacos de la Comunidad Valenciana), a continuación detallamos los participantes en las “II Jornadas del arroz y vino alicantino” cuyos menús son aptos -o adaptables- para celíacos:

– Hotel Meliá (Alicante): su menú de las jornadas contiene gluten pero pueden adaptarlo para celíacos, siempre que informen con antelación.

– Casa de comidas Juana Romero (Alicante): de su menú de las jornadas, su receta de Albóndigas de Sepia no es apta para celíacos. Si se presenta el caso, lo cambiarán por Tellina en la medida de lo posible (según pueda abastecer el mercado). Otros cambios se contemplarán con el cliente en cada momento.

– Alfonso Mira (Aspe): pueden adaptar su menú para celíacos.

– Xaloc (El Campello): el 99% de su carta es apta para celíacos, incluyendo los postres. Debe informarse cuando se reserva.

– La Peña (El Campello): su menú para las jornadas tiene fácil adaptación para celíacos ya que todas las materias primas que contiene están libres de gluten a excepción del pan, pero disponen de pan apto para celíacos. Lo único que va frito en el menú son los pimientos de Padrón del pulpo, pero, para evitar cualquier contaminación cruzada, lo pueden cocinar a la plancha. También disponen de cerveza apta para celíacos. De todas formas, prefieren personalizar cada menú para cada caso concreto, por lo que ya tienen una amplia experiencia en estas situaciones cada vez más frecuentes.

– Nou Arcos (Los Arenales): dispone de los recursos para realizar el menú apto para celíacos.

– Casa Julio (Playa San Juan): preparan arroces aptos para celíacos previo aviso durante la reserva. El resto del menú es apto para celiacos.

– Vintage (Santa Pola): su menú de las jornadas es apto para celíacos, excepto el postre, que puede ser sustituido por otro de la carta.

– Hotel Salvadora (Villena): puede ofrecer menús aptos siempre que el cliente informe previamente cuál es el grado de su intolerancia, por la delicada cuestión de las trazas; ya que aunque los productos principales sean aptos, tal vez el comensal no pueda tolerar los estabilizantes o conservantes de ciertos ingredientes. En su menú de las jornadas hay un aperitivo y el postre que no son aptos, pero los cambiarían a petición por otros que sí lo sean.

 

Esperamos seguir ampliando la lista en breve.