Chiringuito playero

El Congreso de los Diputados aprobó el pasado jueves la nueva la nueva Ley de Costas, que modifica la de 1988, con los votos a favor del Grupo Popular, la abstención de CIU, y el voto en contra del resto de los grupos políticos. Entre los cambios aprobados destaca la diferenciación de los tramos urbanos y naturales de las playas, con lo que se preservarían las playas vírgenes impidiendo todo tipo de actividad y ocupación en ellas.

En lo referente a chiringuitos, la ley mantiene los usos permitidos y prohibidos en el en el dominio público marítimo terrestre, si bien amplia plazos y condiciones de concesión. Se prorrogan las concesiones de los negocios situados en la playa antes de 1988, hasta un máximo de 75 años. Si bien durante la concesión y sus prórrogas se debe garantizar la conservación de la costa y, además, se va a exigir a los empresarios la corresponsabilización en esa conservación del domino público. En cuanto a la transmisión de concesiones, éstas deben ser autorizadas por el Estado.


Esta norma entrará en vigor al día siguiente de su publicación en el BOE, prevista en los próximos días, momento hasta el que la información aparecida en los diferentes medios no será 
definitiva