Ninguno de los once sumilleres alicantinos que optaban al título de la Nariz de Oro 2011 se llevó el premio final, que recayó en la catalana Montse Velasco, de la Cuina de Guinardó.

Solamente Juan Carlos Ferrer (Makro Alicante) y Francisco Javier Espí (Bodegas Esteban de la Rosa en Alicante) lograron hacerse un hueco entre los nueve finalistas.

La segunda posición de esta final nacional que se celebró en el Hotel Silken Puerta de América, en Madrid, fue a parar a Eduard Solà Perecaula (Vins i Licors Grau en Gerona) y, la tercera plaza, fue para Rafael Moreno Domínguez, de El Corte Inglés en Murcia.

Los 49 sumilleres finalistas compitieron en complejas catas a ciegas y asistieron a masterclass y conferencias de reconocidos enólogos y profesionales del vino. El momento definitivo se produjo cuando los finalistas cataron cuatro vinos de Azpilicueta y tuvieron que identificar uno de ellos escondido en una copa negra, utilizando tan solo el olfato.

Solo 9 sumilleres lograron clasificarse en esta prueba para pasar a la cata final, en la que se enfrentaron a cinco bebidas procedentes de todo el mundo.

Paralelamente, este fin se semana también se ha elegido el Mejor Vino de España en diversas categorías. Entre los Espumosos se llevó el galardón Gramona Imperial Gran Rerserva Brut 2006 (Gramona); el vino premiado en la categoría de Generosos fue Fino Pepe (González Byass); como mejor vino blanco se destacó a Monte Blanco 2010 (Ramón Bilbao); mientras que el Parató Pinot Noir 2010 (Parató) logró la máxima categoría de los rosados.

Como tinto de menos de 9 meses de crianza fue distinguido como mejor vino La Plata 2009 (Arzuaga); mientras Iohannes Reserva 2006 (Juvé&Cams) logró el mismo reconocimiento entre los de más de 9 meses, para acabar con la categoría de dulces, cuyo máximo reconocimiento fue para Sinols Moscatel 2009 (Empordália).

(Fuente Informacion.es)