gc1

 

INFORMACIÓN DE SUMA IMPORTANCIA

El pasado viernes, 21 de octubre, asistimos en la Dirección General de la Guardia Civil, invitados por el Instituto de Ciencias Forenses de la Universidad Autónoma de Madrid (a quienes aprovechamos para agradecer su hospitalidad), al seminario sobre la Extorsión del Crimen Organizado en España.

Nuestra presencia allí estuvo motivada porque las empresas de hostelería representan el sector más vulnerable para este tipo de delitos, seguido de los empresarios chinos. Este inquietante dato se desprende de los resultados del proyecto CEREU, presentados durante la jornada.

CEREU (siglas de “Countering Extortion and Racketeering”) es un proyecto llevado a cabo en colaboración entre diversas policías europeas, destinado a analizar la extorsión en el ámbito de la delincuencia organizada en la Unión Europea, y cuyo informe de resultados nos fue comunicado a lo largo de las distintas ponencias del pasado viernes, impartidas por técnicos del instituto forense de la UAM involucrados en el proyecto, así como por el fiscal especial contra la corrupción y criminalidad organizada, y un alto mando de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil.

Por problemas de espacio no podemos desarrollar aquí todo lo que se nos informó, que fue mucho y muy interesante, pero podéis consultar pulsando aquí el informe CEREU en Pdf. Para los que no tengáis la posibilidad de descargároslo, tenemos en nuestra sede, a vuestra entera disposición, algunos ejemplares en papel que nos trajimos para vosotros.

Sin querer ser alarmistas, los datos que arroja son preocupantes para nuestro sector, que se ha convertido en el objetivo prioritario de los grupos de crimen organizado, tras la crisis de la construcción (tradicional víctima de estas mafias).

La extorsión en nuestro sector se realiza principalmente de tres maneras:

– Extorsión por protección, que consiste en una serie de pagos para evitar daños en nuestro negocio o a nosotros mismos. Paradójicamente esa “protección” cubre exclusivamente contra los daños que los propios extorsionadores causarían en caso de no efectuarse el pago.

– La extorsión laboral consiste en negociaciones violentas para conseguir que se contrate forzosamente a ciertos trabajadores del entorno del grupo criminal. Estos casos suelen provenir de antiguos trabajadores resentidos con el empresario, que fuerzan su readmisión recurriendo al grupo mafioso.

– Extorsión monopolística es la eliminación por todos los medios de la competencia, con el objetivo de acaparar todo el mercado de una zona específica.

Nos llena de orgullo saber que entre las medidas a tomar para prevenir este tipo de delito, en lugar prioritario se tenga la importancia de estar asociados, por –citamos textualmente- <<el papel de las asociaciones de empresarios en la protección y prevención de este tipo de delitos>>. Este es otro buen motivo para tener en cuenta la importancia de permanecer unidos, pues, a pesar de estar muy manido, el dicho no deja de ser cierto: la unión hace la fuerza.

Huelga decir que si alguien de los que estéis leyendo esto, está siendo ahora mismo víctima de extorsión, podéis poneros en contacto con nosotros por cualquiera de las vías habituales, pues hemos sido aleccionados sobre cómo proceder en estos casos.